Taller de Biotecnología para Líderes 2014

Taller de Biotecnología para Líderes 2014

Por segundo año consecutivo, un grupo de empresarios, políticos y funcionarios se pasó dos días en compañía de científicos haciendo experimentos de biología molecular. El resultado no fueron monstruos de dos cabezas, sino que un programa del Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario que, desde el año pasado ha diseñado una actividad que potencia el entusiasmo de personalidades relevantes por los temas de la biotecnología y su inserción en nuestro país, y que pretende difundir la ciencia argentina y el potencial biotecnológico del país.

“Agradezco y celebro esta iniciativa ya que la única forma de crecimiento y desarrollo posible es la interacción entre el sector público, privado y científico”, destacó, Carlos Cerrutti, Presidente de BLC Global Engineering y Miembro del Consejo Ejecutivo de la Agencia Santafesina de Ciencia Tecnología e Innovación.

Ese es el tipo de entusiasmo que genera hacer experimentos junto a los expertos del IBR, encabezados por prestigiosos científicos, como el microbiólogo Diego de Mendoza, distinguido con el Konex en Citología y Biología Molecular y el Moselio Scheckter, y el premio Konex de Platino en Biotecnología Néstor Carrillo, entre otros destacados investigadores del IBR.

“Iniciamos el taller para líderes de opinión en 2013 por el que pasaron Antonio Bonfatti, Gobernador de la Provincia de Santa Fe, Mónica Fein, Intendenta de la ciudad de Rosario, Omar Perotti, Diputado Nacional del Frente para la Victoria, Miguel Lifschitz, Senador Provincial del Socialismo, Oscar Defante, empresario, Pablo Feldman, periodista, Carlos Kretz, empresario industrial”, comenta Alejandro Vila, director del IBR y promotor de esta iniciativa.

Entre pipetas, tubos de ensayo y delantales blancos los “alumnos” de las dos ediciones han aprendido que la ciencia puede jugar un rol clave para el desarrollo del país y la región.

Taller único en su tipo

El primer taller para líderes de opinión se realizó en 2013 y, en su momento, marcó un hito porque era una de las primeras experiencias realizadas desde el mundo científico en el país para acercar la biotecnología a quienes participan de la toma de decisiones en Argentina.

El objetivo es dar a conocer la biotecnología entre personas destacadas en distintos ámbitos, mostrarles el potencial científico, cultural y económico que tiene y promover el desarrollo de esta área en Argentina desde la inversión y las políticas públicas, es decir desde el ámbito estatal y privado.

En la edición 2014, se contó con la participación del Vicepresidente del CONICET, Santiago Sacerdote, el Diputado Nacional por el ARI /UNEN, Pablo Javkin, Julio Colabianchi, médico y Director del Instituto de Fertilidad Asistida, Alberto Grimaldi, Gerente General de la empresa La Segunda Seguros, Ignacio Méndez, Gerente de canal 3, Alberto Padoan, Vice Presidentede la Bolsa de Comercio de Rosario y miembro del Directorio de Vicentin, Cintia Pin, responsable de Vinculación Tecnológica en el CONICET Rosario y Roberto Rivarola, director del CCT Rosario.

Del laboratorio a la empresa

Al momento de empezar el curso, la mayoría de los invitados que han llegado hasta ahí saben poco o nada de biotecnología. “El ADN es como el disco duro y los genes que están adentro son como los distintos programas de una PC. Toda la información que está en los genes, así como los programas en una PC, es intercambiable entre organismos vivos”, les explica Alejandro Vila en la charla introductoria.

Tras eso, y vestidos con delantales blancos, los participantes van al laboratorio donde aprenden a aislar el ADN de una célula, a copiarlo y luego a introducirlo en otra célula, tal y como se hace para crear organismos transgénicos.

En el IBR creen que los vínculos que se han producido a partir de esta experiencia entre científicos y empresarios tendrán continuidad e incidirán sobre el accionar futuro de unos y otros.

En el predio del CONICET Rosario es casi mediodía del día sábado y el último taller para líderes está por terminar. Alejandro Vila habla sobre la importancia de la inversión en ciencia.

Este taller ha permitido abrir las puertas al diálogo en torno a políticas en ciencia y comentan que ahora reciben con más frecuencia a actores del mundo público, para discutir en torno al desarrollo científico local. Sin embargo, dar pasos más concretos no es fácil. Aunque es cierto que en los últimos años se han generado acciones que reflejan una política de estado, y al mismo tiempo se muestra a la sociedad el impacto transformador que tiene la ciencia en la cultura, la educación y la economía. Mientras, dicen, las oportunidades continúan.