Rosario consolida redes científicas con el Laboratorio Europeo de Biología Molecular (EMBL)

En el marco de la Membresía Asociada de la Argentina a la red de Laboratorios Europeos de Biología Molecular (EMBL), el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva realizó en Rosario el Primer Taller de Biología Estructural EMBL, organizado por el Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario.

Durante dos días, destacados científicos europeos visitaron Rosario, brindaron conferencias de primer nivel y estrecharon vínculos con investigadores y becarios de la ciudad y el país.

Alejandro Vila, director del IBR y organizador del evento, destacó los beneficios en formación, innovación y transferencia de tecnología que aportó el Taller a los más de 60 participantes.

Impactaron en el auditorio las presentaciones de los siete investigadores europeos, líderes mundiales en sus respectivas áreas, quienes en la actualidad son los que crean y diseñan las tecnologías de punta, que luego son adoptadas por el resto de los investigadores del mundo.

“Fue muy destacada la participación de Matthias Wilmanns, director de dos laboratorios en Hamburgo, Alemania. También Andrew McCarthy, de Grenoble, Francia, quien trabaja en el desarrollo de líneas totalmente automatizadas para biología estructural, que es algo que en el país no contamos. Josan Marquez, también de Francia, experto mundial en cristalización de proteínas y Martin Beck, de Heidelberg, Alemania, uno de los pioneros en el uso de la microscopía crio-electrónica para determinar la estructura de complejos supramoleculares”, comentó Vila.

“Tenerlos al alcance de la mano durante dos días, fue más que fructífero e interesante, no solo para la comunidad científica local, que se ve potenciada por estos nuevos vínculos, sino que representa un beneficio para la sociedad en general. No hay tratamientos ni avances en la medicina moderna que se lleven a cabo sin una etapa de investigación básica previa que demanda estudios de biología estructural”, aclara Rodolfo Rasia, investigador del IBR y co-organizador de la actividad.

Si bien, los especialistas extranjeros son algunos de los más destacados del mundo, se mostraron particularmente abiertos y accesibles para el intercambio de proyectos y recursos humanos con investigadores locales.

“Por nuestra parte, la formación de recursos humanos en la ciudad y en general en el país, es de calidad internacional, por lo cual, los investigadores locales, son valorados en el exterior”, declaró Vila. Financiado por el MINCyT, este año se concretarán estadías de investigación de 6 jóvenes investigadores argentinos en diferentes laboratorios del EMBL, lo que contribuirá a reforzar los lazos de colaboración. También se establecieron compromisos para dictar cursos de especialización en Argentina con docentes del EMBL.

Objetivo cumplido

Establecer vínculos y generar bases para la colaboración, fue una de las metas, señaló Rodolfo Rasia, y agregó, que mediante las mesas de discusión se vincularon los profesionales de nuestro país con los dictantes europeos, con quienes se potenciaron los vínculos de cooperación internacional.

El taller se realizó en Argentina ya que gracias a la fuerte política de internacionalización de la ciencia argentina implantada desde el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, nuestro país se convirtió en miembro externo EMBL, siendo el segundo país no europeo en integrarlo, después de Australia.

“Se llevó a cabo en Rosario, a instancias del mismo ministerio, que designó al IBR como organizador, debido a que en el IBR hay una fuerte tradición de investigación de punta en Biología Estructural”, destacó Vila. Además en el IBR funciona la Plataforma Argentina de Biología Estructural y Metabolómica (PLABEM), órgano fundamental para promover el desarrollo de la biología estructural en el país y canalizar proyectos colaborativos en esta disciplina entre investigadores Argentinos y del EMBL.

Para concluir, Vila destacó que “a partir de este intercambio directo, y como socios que somos, podemos acceder a los laboratorios del EMBL, en el marco de colaboraciones, e ir a trabajar allí en proyectos específicos. Esperamos que el acceso a equipamiento de última generación en el EMBL tenga un impacto muy positivo en el desarrollo de una herramienta tan importante como es la biología estructural en la Argentina”.

Sobre el EMBL

 El EMBL es un laboratorio europeo creado en 1974 como un laboratorio de vanguardia por dos premios Nobel; James Watson (Nobel por demostrar la estructura ADN -Watson/Crick-) y John Kendrew (Nobel por demostrar la primera estructura de proteínas junto a Leó Szilárd). “La intención de ellos fue crear, a principios de los 70, un centro de vanguardia en Biología Molecular; una entidad similar a la que en física nuclear representaba la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) y, de ese modo, poder competir con el liderazgo de Estados Unidos”, detalló Vila.

John Kendrew fue el primer director, desde 1974, de este laboratorio que es una organización sin fines de lucro, financiada con fondos públicos provenientes de veintiún Estados miembro europeos, Israel y dos Estados miembro asociados, Argentina y Australia.

El EMBL promueve la formación científica, la investigación de vanguardia, la innovación y la transferencia tecnológica en el amplio espectro de la biología molecular, concentrando sus actividades en cinco ciudades: Hinxton (EBI, Instituto de Bioinformática Europeo), Grenoble (Biología Estructural), Heidelberg (laboratorio principal), Hamburgo (Biología Estructural) y Monterotondo (Bioterios).

En el marco de la Membresía Asociada de la Argentina al EMBL, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, promueve la colaboración con el EMBL facilitando el acceso preferencial a las instalaciones y servicios del EMBL ; la participación en proyectos de infraestructuras de investigación; el otorgamiento de titulaciones doctorales y posdoctorales conjuntas ; la organización de cursos, talleres y capacitaciones; y el involucramiento de las instituciones argentinas en actividades desarrolladas por empresas vinculadas al EMBL.

 

Por Jimena Zoni- IBR.