Fotosíntesis: un “twist” de lo básico a lo aplicado

Del 10 al 13 de septiembre visitó nuestro Instituto el doctor Barry Bruce, Profesor del Department of Biochemistry, Cellular and Molecular Biology de la Universidad de Tennessee en Knoxville, Estados Unidos y Director Asociado del SEERC (Sustainable Energy and Education Research Center) de la misma Universidad.

La visita, motivada por propia decisión del doctor Bruce, tuvo como objetivo fortalecer vínculos entre grupos de investigación de ambas Instituciones. Su grupo de investigación e investigadores del IBR han realizado trabajos sobre la misma temática por años compitiendo a través de la literatura. Ahora, ambos grupos se acercan para potenciar recursos y estrategias, logrando una colaboración más cercana.

El doctor Bruce es un experto en Biología molecular de plantas. Uno de sus temas de estudio es el proceso por el cual las proteínas encuentran sus destinos finales dentro de las células de las plantas. Específicamente, ha estudiado durante años y lo hace actualmente de forma activa los mecanismos de reconocimientos de las secuencias que dirigen a las proteínas a los cloroplastos, las organelas responsables de realizar la fotosíntesis. Sobre este tema, brindó una conferencia para exponer sus últimos hallazgos.

Además, Bruce estudia la utilización de los procesos fotosintéticos de forma aplicada para obtener combustibles limpios como hidrógeno o para producir electricidad. Estos sistemas poseen mucha mayor eficiencia que los actualmente disponibles. Este tema es tan relevante mundialmente que la revista Forbes, en el año 2007, eligió al doctor Bruce como uno de los 10 científicos que pueden cambiar el mundo.

En esa oportunidad la revista Forbes indicó que “Todo el mundo está de acuerdo en que necesitamos nuevas formas de satisfacer las demandas de energía del futuro, pero hay poco consenso sobre cómo hacerlo. ¿La fisión nuclear? ¿Combustión de carbón más limpia? ¿Bio-diesel? Bruce está entre un pequeño puñado de investigadores que sugieren un camino totalmente diferente. La naturaleza tiene su manera muy eficiente de producir energía a partir del sol, la fotosíntesis-, ¿por qué no lo puedo poner a trabajar?»

En este aspecto el investigador también brindó una conferencia abierta a todo el público donde mostró sus últimos hallazgos. Mostro cómo a partir de la notable eficacia, estabilidad y capacidad de renovación de fotosistemas aislados, su grupo logró hacerlos funcionar como dispositivos fotovoltaicos y catalizadores impulsados por la luz para la producción de hidrógeno o electricidad. Estos sistemas “Biohíbridos” son económicos, sostenibles y favorables al medio ambiente para la producción de bioenergía.

Además de estas conferencias, Bruce mantuvo una serie de reuniones con investigadores y becarios del Instituto, con el objeto de favorecer el intercambio de ideas, conocer la potencialidad de los distintos grupos y sentar las bases de futuras colaboraciones.

Finalmente, el investigador mencionó su intensión de promover que tanto la Universidad a la que pertenece como nuestro Instituto, establezcan mecanismos para entrenar y conectar otros investigadores que se encuentran interesados en esta disciplina.